Algunos equipos de granallado portátiles para el tratamiento de superficies metálicasde, concreto, mármoles, asfaltos y otros. Los equipos son aptos para el granallado de tanques de petróleo, cubiertas y cascos de barcos, pisos industriales, pistas de aeropuertos, cordones de soldaduras, demarcación de rutas, uniones de tuberías, paredes, techos etc. Remueven pinturas, laminillas, óxidos, etc. y simultáneamente dan perfil  de rugosidad, dejando las superficies listas para aplicar todo tipo de revestimiento con un bajo costo operativo.

Por ser un circuito cerrado evitan la contaminación ambiental reciclando el abrasivo en forma continua y reteniendo el polvo generado durante el proceso. Los equipos pueden ser operados dentro de locales cerrados sin riesgo para los operarios ni las instalaciones.En la línea de granalladoras portátiles (pisos y paredes) el abrasivo es impulsado por turbinas centrifugas y  por aire comprimido.